atrás   Atrás/Enrere 

por la boca muere el pez

 

 

 

 

 

Entre octubre de 1996 y mayo de 1998 se hace realidad la primera fase del Centro Astronómico del Alto Turia (CAAT), como fruto de un acuerdo entre la Asociación Valenciana de Astronomía y la Universidad de Valencia. Como siempre suele suceder, algún político se dejo llevar por el momento optimista de la inauguración. En este caso fue el presidente de la Diputación de Valencia que anunció que la carretera de acceso sería acondicionada.

Como pasa muchas veces aunque a ellos les pese, LAS HEMEROTECAS EXISTEN y una década después la carretera es buena hasta la ermita, pero de ahí a las cúpulas hay un rosario de socavones, piedras rompe-cárteres y escalones en el camino que han convertido a nuestros compañeros en experto no solo en el manejo de los telescopios, sino en el sorteo de las dificultades para llegar. A pesar de ello se no sigue cayendo la cara de vergüenza cuando recibimos invitados en el observatorio.

Lo de siempre: MENOS PALABRAS Y MÁS HECHOS. Quizás sería una solución hacer una ermita en el CAAT a ver si se aceleran las cosas y, mientras tanto, podríamos encomendarnos en nuestra ermita a algún santo que hiciese causa común con nosotros.

Para variar, el periodista de turno coló lo de "Asociación Valenciana de Astrología".

 

Diario Levante - El Mercantil Valenciano. Sábado, 5 de julio de 1997

  

 

    atrás   Atrás/Enrere