atrás   Atrás/Enrere 

cuando la prensa se vuelve más amarilla

 

 

 

 

 

A principios de la década de los 80 era difícil comprar un telescopio. La oferta no era muy extensa y la economía de muchos jóvenes de nuestra asociación no lo permitía. Yo comencé con unos prismáticos hasta que pude construirme mi primer telescopio. Viendo esta situación, en 1983, publiqué un artículo en nuestro Boletín de la AVA animando a los que comenzaban a utilizar sus prismáticos para observar el cielo. El artículo se titulaba "La observación astronómica con prismáticos" y tuvo muy buena acogida. Puedes leerlo, en formato pdf, en este enlace.

Sin embargo, a los pocos días, el diario Las Provincias publicaba un artículo (por llamarlo de algún modo) en plena crisis de noticias veraniegas, en el que criticaba burlonamente mi artículo. Nunca había leído tantas tonterías por párrafo cuadrado. El recorte completo del "artículo" lo puedes leer, en formato pdf, en este enlace.

Por supuesto, tal artículo tuvo una réplica mía en forma de carta al director de dicho diario, titulada "ENJUICIEMOS MEJOR A LOS ASTRÓNOMOS VALENCIANOS", el cual de forma totalmente arbitraria decidió no publicarla. Que nadie se extrañe, hay veces que la prensa se tizna un color más amarillo que una estrella de clase espectral G.

Posteriormente, la Associação Portuguesa de Astrõnomos Amadores, publicó en Informacões Mensais número 46 (noviembre de 1983) publicó una traducción al portugués del mismo.

  

 

    atrás   Atrás/Enrere